PROYECTO ALTO PIURA CIERRA EL AÑO PARALIZADO Y CON 5% DE AVANCE

El Gobierno Regional de Piura aún no autoriza el pago de un adicional de S/15 millones para la continuación de la obra

El proyecto de irrigación más esperado por los piuranos no termina el año como se esperaba. Con apenas 5% de avance físico, la primera etapa del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético Alto Piura (Peihap), que depende del Gobierno Regional de Piura, está paralizada debido a que la entidad regional aún no firma un adicional de S/15 millones, necesario para la continuación de la perforación del túnel de trasvase de 13 kilómetros.

“La supervisión y el Peihap ya aprobaron el adicional de S/. 15 millones. Solo falta que lo firme el gobernador. El gobierno regional tiene plazo hasta el 2 de enero para que lo firme. No sé si será aprobado o desaprobado. Eso ya es responsabilidad del gobierno regional. Nosotros ya dimos nuestra opinión”, dijo el gerente del Peihap, Carlos Pagador.

El pago de dicho adicional se debe a que el Gobierno Regional de Piura incumplió con entregarle a la contratista Obrainsa Astaldi una línea de transmisión operativa, con la que se perforaría el túnel de 13 kilómetros. Actualmente, la primera etapa del Peihap (que consta del túnel de trasvase de 13 kilómetros y la presa tronera sur) presenta una avance físico de apenas 5%.

Al respecto, el gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck, dijo  que están evaluando el pago de dicho adicional, y que se trataba de “un tema delicado”. Ello pese a que, en anteriores ocasiones, afirmó que el proyecto no paralizaría y se pagaría el adicional. La autoridad regional le dijo a un diario local que firmaría el adicional el próximo año.

RETRASOS

El proyecto está paralizado desde hace más de un mes debido a que la contratista suspendió la perforación del túnel hasta que se le otorgue el adicional; y por protestas sociales de la población de Sondorillo que reclamaba un proyecto de irrigación. Estas últimas fueron resueltas el 12 de diciembre.

“Cada día que pasa, que no se firma el adicional, significa un cobro por gastos generales, que todavía no lo presenta (la contratista), pero que está en todo su derecho de presentarlo. Cada día que pasa se paga. Eso lo tienen claro los funcionarios del gobierno regional”, acotó Pagador.

ALTOS COSTOS

Debido a las paralizaciones del Peihap, se conoció que la contratista reclamará al Estado peruano el pago de gastos generales por maquinaria parada en ese tiempo. Solo por cada día de paralización por los reclamos sociales, el Estado deberá pagar S/52 mil. Es decir, la contratista reclamará unos S/780 mil por el paro de Sondorillo, fuera de los gastos generales por su maquinaria parada porque el Peihap no le entregó la línea de transmisión  operativa.

Sobre la reparación de la línea de transmisión, Pagador dijo que Obrainsa Astaldi ya tiene todo listo para hacer el mantenimiento correctivo. “Con suerte estaría lista en 3 meses, o máximo en 6 meses. Estimamos que ese trabajo costará más de 1 millón de soles, que lo cancelaremos con partidas del mismo proyecto”, comentó.

Sin embargo, el consejero regional Óscar Echegaray adelantó, apenas se firme el adicional, denunciará al gobernador Reynaldo Hilbck, a Pagador y a funcionarios de la contratista Obrainsa Astaldi y de la supervisión por los presuntos delitos de colusión y omisión de actos funcionales al haber concertado el pago de un adicional millonario.

“Existen suficientes indicios razonables de concertación para defraudar al Estado. Se ha aprobado un adicional para beneficiar a la contratista. Pido que intervenga Contraloría de Lima y Fiscalía de Lima, porque las entidades regionales no hacen nada. Los adicionales son el nuevo diezmo para que los funcionarios públicos se enriquezcan, y eso es sospechoso”, dijo.

PROYECTO ANHELADO

El Peihap busca incorporar 19 mil nuevas hectáreas y optimizar otras 31 mil en el valle del Alto Piura, que serán destinadas a cultivos de agroexportación, básicamente cacao, banano orgánico y espárragos. Dicho proyecto generará, además, unos 75 mil puestos de trabajo.

Sin embargo, desde el 2010 (cuando inició formalmente su ejecución) el Estado peruano ha desembolsado más de S/. 300 millones para la ejecución del primer componente (presa tronera sur y túnel trasandino), cuyo costo actual es de S/. 500 millones. Sin embargo, debido a presuntas irregularidades y fallas en el expediente técnico, el avance físico actual es de 5.1%.

Pagador añadió que el costo del proyecto podría seguir subiendo debido a nuevas obras no contempladas en el expediente técnico con el que se licitó el año pasado. “Podría haber un nuevo adicional para el rediseño de la presa tronera sur, pues el que está en el expediente original no nos permite almacenar agua, solo derivarla”, comentó.

Ante ello, Echegaray dijo que el Peihap solo conoce de adicionales y retrasos. “Estamos evidenciando cómo estos malos funcionarios pretenden enriquecerse a costas del Estado peruano. El Estado pagó tanto en consultorías para la actualización del expediente técnico, que lo hizo el ahora ministro de Agricultura, y no se dieron cuenta de esos detalles de la presa tronera sur. Tanta plata tirada al agua”, se lamentó el consejero regional.

DEJA TUS COMENTARIOS