PODER JUDICIAL TIENE EN SUS MANOS SITUACIÓN LEGAL DE RONDERO MAGDIEL CARRION

La Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Sullana, decidirá si se concede el archivamiento o no del caso por el presunto delito de secuestro que se sigue contra el dirigente de rondas campesinas, Magdiel Carrión Pintado, en agravio de dos pobladores de la provincia piurana de Ayabaca.

Este caso se ventila en el Juzgado de Investigación Preparatoria, a cargo del juez Carlos Muñoz Alfaro, según el expediente 00148-2013-0-3103-JR-PE-01, y es investigado por la primera fiscalía provincial penal de Ayabaca.

Según la resolución N° 27 del 21 de noviembre de 2016, se resuelve declarar la excepción de prescripción respecto al delito de coacción, declarando extinguida la acción penal por prescripción del proceso seguido contra Magdiel Carrión Pintado, Jorge García Campoverde, entre otros, por el presunto delito contra la libertad en la modalidad de coacción, en agravio de Gilberto Llacsahuanga Moltabán y Armando Acha Jiménez. Es decir, en esta instancia el caso había quedado archivado, sin embargo la defensa técnica de los agraviados apeló la polémica decisión, por lo que serán los magistrados de la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Sullana, quienes decidirán si continúan las investigaciones.

Los hechos

Según la denuncia, los hechos se produjeron el 3 de marzo del 2013, cuando la ronda encabezada por Magdiel Carrión, intervino una camioneta en la Comunidad Campesina de Yanta, donde intervinieron a Armando Acha Jiménez y Gilberto Llacsahuanga Montalbán a quienes secuestraron durante cuatro días y propinaron 25 latigazos sin motivo aparente.

Según refieren los denunciantes, fueron obligados a bajar del vehículo por el grupo de ronderos liderados por Magdiel Carrión, y fueron llevados a un local comunal donde fueron interrogados, flagelados y secuestrados hasta el día siguiente.

Pobladores aterrorizados

Asimismo, este medio ha recibido otras denuncias de pobladores de la provincia de Ayabaca, quienes piden mantener su identidad en reserva por temor a ser capturados y flagelados por el cuestionado dirigente de las rondas campesinas.

“Quienes vivimos en la sierra piurana estamos amenazados por este señor (Magdiel Carrión) y su banda que tomándose el nombre de las Rondas Campesinas castiga, asalta y abusa a todos quienes protestamos o denunciemos los atropellos que realiza. Actualmente está promocionándose para dirigente de las Rondas Campesinas de la provincia de Ayabaca y dice que debemos apoyarlo que lo que sale en la prensa es falso, que lo apoyemos y se hace la víctima. Nunca trabaja y no se sabe de qué vive”, señala uno de los pobladores.

Ronderos denuncian

Asimismo, uno de los propios ronderos, cuyo nombre no será revelado, señala que, “traten de ayudar denunciando esto, traten de investigar para que frenen los atropellos que hace Magdiel Carrión y sus amigos. También anda con ellos un abogado que recibía sueldo de la municipalidad de Ayabaca y que se encarga de asesoraros pata hacer sus atropellos. Se llama Osman y está registrado en el Área de Tesorería lo que cobra. Son pocas de las atrocidades que han salido hoy a relucir y ahora aspira a participar para que lo nombremos presidente de nosotros los ronderos. Esto debe parar. Por favor guarde la reserva de mi persona porque desde este momento corro el riesgo que vayan a atacar a mi familia”, comenta.

Al abogado al que se refiere este rondero, sería Osman Mija Carrión, a cuyas órdenes de servicio tuvo acceso este medio, en las cuales se comprueba que durante el 2015 prestó servicios como asesor legal en la municipalidad provincial de Ayabaca, recibiendo la suma de 10,000 soles.

Otras denuncias

Magdiel Carrión Pintado, además tiene una denuncia ante el Juzgado de Ayabaca en la que se le procesa, junto a otros trece ronderos, por los presuntos delitos contra el patrimonio, en la modalidad de usurpación agravada en agravio de Manuel Benigno Peña Jiménez y Efraín Llacsahuanga Otero; y por el presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de lesiones graves en agravio del profesor Oscar Risco Chero.

Este caso ocurrió el pasado 26 de julio de 2013, cuando Risco Chero, quien junto a otras cinco personas, entre ellos dos menores, fueron capturados por Magdiel Carrión y su grupo de ronderos quienes los lesionaron gravemente y cometieron otros delitos.

“Fui secuestrado sin motivo, me dijeron que era porque había desaprobado a la hija de Magdiel Carrión ya que yo era su profesor, decían que le estaba haciendo daño a la comunidad. Ese día estaba reunido con Manuel Peña Jiménez, Artemio Acha, Efraín Llacsahuanga Jiménez, y dos menores de 11 y 14 años que eran mis alumnos. A todos nos amarraron y golpearon salvajemente con hachas y machetes, luego nos exhibieron desnudos ante la comunidad delante de mis alumnos, de los padres de familia, como si fuéramos delincuentes”, señala.

Sentenciado

En agosto del 2012, el Juzgado Penal de Lima, sentenció a Carrión Pintado a un año de pena privativa de la libertad suspendida, así como al pago de 1800 soles de reparación civil y cien días multa, al haber sido hallado culpable del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en agravio de Eugenio Odilón Huaraya Labra, dirigente de la Confederación Nacional de Comunidades del Perú (CONACAMI), al igual que Magdiel Carrión.

En aquella oportunidad, el Juzgado comprobó el accionar delictivo de Carrión Pintado, quien atacó con un cuchillo a su víctima, dejándolo herido cuando descansaba en el local de la CONACAMI, ubicado en el distrito de Jesús María en Lima.

Cabe señalar que esta denuncia contra Magdiel Carrión lleva más de tres años sin que hasta la fecha el Poder Judicial haya emitido sentencia alguna, ni que el propio Ministerio Público, que admitió la demanda y apertura investigación preparatoria, haya podido buscar justicia para las personas que vieron violentados sus derechos puedan hallar justicia.

F:R.E

DEJA TUS COMENTARIOS