Paolo Guerrero sigue fuera del Mundial

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, manifestó al jugador Paolo Guerrero su “profunda comprensión” ante la decepción del deportista por no poder formar parte de la selección peruana que disputará el Mundial de Rusia 2018.

Sin embargo, “también dejó claro” que la sanción fue impuesta por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), tras una apelación presentada contra la decisión de un órgano judicial de la FIFA, según una declaración emitida por esta organización tras una reunión entre ambos.
Guerrero, capitán de la selección de Perú, fue sancionado por el TAS a 14 meses de inhabilitación por dar positivo en una prueba de dopaje a la que fue sometido después de un partido contra Argentina de clasificación para el Mundial, el pasado 5 de octubre.
La sanción le impedirá jugar con su selección el Mundial de Rusia, que empezará el próximo 14 de junio.
Con la esperanza puesta en que la FIFA pudiese apoyarlo mediante una suerte de indulto u otra fórmula, el delantero peruano acudió a la sede de la organización, donde fue recibido por su máximo dirigente, a petición de la Federación Peruana de Fútbol (FPF).
Por ello, Guerrero estuvo acompañado en la reunión por el presidente de la FPF, Edwin Oviedo.
Para esta gestión, Guerrero recibió incluso el respaldo del Sindicato Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro), que se sumó a la petición a la FIFA para que le permita jugar el Mundial.
El principal argumento de Guerrero es que el dopaje fue totalmente accidental y ocurrió al ingerir un té que contenía restos de un mate de coca, lo que hizo que se detectara en su organismo la benzoilecgonina, principal metabolito de esta hoja.

DEJA TUS COMENTARIOS