OLLANTA HUMALA: ¿FUTURO INQUILINO DE LA DIROES?

Por:JAIME ANTEZANA RIVERA.

Ollanta Humala parece estar cercado, acorralado. Varios hechos, ocurridos tras conocerse los audios que revelaron la presunta compra de los testigos del caso Madre Mía, lo han puesto en una difícil y delicada situación.

UN PRIMER HECHO: fue el testimonio de Adolfo Becker y Werner Melgarejo, en el programa “Beto a saber”, quienes revelaron que Natividad Ávila Rivera y Benigno Sulca habrían sido torturadas y arrojadas al río por orden de los mandos militares de Madre Mía.

EL SEGUNDO HECHO: la Primera Fiscalía Supraprovincial Especializada en delitos de Terrorismo y Derechos Humanos dispuso abrir una investigación por los asesinatos que ocurrieron en “Madre Mía”. En otros términos, se reabrió el caso.

Para la fiscalía dichos testimonios fueron «suficientes para iniciar una nueva investigación, la misma que buscará establecer a los responsables de dichos asesinatos” (http://diariocorreo.pe/…/la-fiscalia-reabre-caso-madre-mia…/).

Los testimonios de Becker y Melgarejo, dos exsoldados que sirvieron con Humala en la base militar de Madre Mía, fueron decisivos y suficientes para iniciar la nueva investigación. Y, esta nueva pesquisa, cuenta con el respaldo del Fiscal de la Nación: Pablo Sánchez.

Así, los argumentos de Humala que los audios revelados hace dos semanas no tenían «validez legal» o el caso Madre Mía era «cosa juzgada» no fueron un óbice para que el Ministerio Publico inicie esta investigación.

PERO HAY UN TERCER HECHO. El domingo 7 de mayo, el programa Cuarto Poder difundió otros nuevos testimonios de dos ex soldados de Madre Mía: «Sebastián» y Leonardo Soria, quienes se auto grabaron en un audio en la misma linea que Becker y Melgarejo:

«Sebastián» y Soria no solo se auto incriminan por el secuestro, tortura y asesinato de Natividad y Benigno sino que sindican directamente a Humala de haber dado la orden (http://www.americatv.com.pe/…/madre-mía-nuevos-audios-impli…).

Por otro lado, Leonardo Soria ha narrado en el audio que también hubo otras ejecuciones o violaciones de los derechos humanos: dos en Monzón y uno en Alto Pendencia, en el Alto Huallaga, En total, tres asesinatos más.

En suma, se ha producido una ruptura con el silencio y complicidad de más de 20 años de algunos ex soldados que estuvieron bajo las órdenes del capitán «Carlos» o Humala. Es posible que otros también salgan a dar su versión de lo que paso allí.

Con el inicio de una nueva investigación fiscal del caso Madre Mía, y los nuevos testimonios que han aparecidos y aparecerán, el destino futuro de Ollanta Humala es sombrío y desolador. Lo cual significa que nuevamente volverá a ser acusado por crimen de lesa humanidad.

Y tal como está fluyendo los testimonios, tanto de los familiares de Natividad Ávila quienes señalan que fueron comprados y de los ex soldados de la base de Madre Mía, parece que su destino puede ser de un nuevo inquilino de la Diroes.

DEJA TUS COMENTARIOS