¿FFAA abaten a 4 “terroristas” en el VRAEM?: Sin identificar a los abatidos y sin presentar evidencias

Solo en el Perú. El domingo 15 de octubre pasado, con 7 días de retraso, el ministro de Defensa Jorge Nieto, en una entrevista a Canal N, informo oficialmente sobre los resultados del operativo “Tenaz” ejecutado entre el 1 al 8 de octubre pasado. ¿Que informo el ministro, el mismo que mereció un comunicado del Comando Conjunto de las FFAA e Interior?

El diario Correo lo señala de la siguiente manera: “El ministro de Defensa, Jorge Nieto, dio el informe oficial de los operativos en el Vraem, entre el 01 y 08 de octubre, que dejaron como saldo cuatro delincuentes terroristas abatidos” (https://diariocorreo.pe/…/vraem-ffaa-abaten-terroristas-se…/). Y luego cita a Nieto: “Se ha producido una operación muy importante y muy exitosa”.

De acuerdo a esta información dado a conocer por el ministro de Defensa, el Comando Conjunto de las FFAA y el ministerio del Interior, el operativo “Tenaz” no sería -según Nieto- “una operación muy importante y muy exitosa” sino la más importante y exitosa que las FFAA, con la policía, han realizado desde que estos regresaron al VRAEM, en marzo del 2008.

En efecto, en los nueve años y siete meses que tiene las FFAA en la zona, ningún operativo ejecutado por estas o con la policía había provocado el “saldo de cuatro delincuentes terroristas abatidos”. El único operativo que logro tres bajas de un solo golpe al clan Quispe Palomino fue el de agosto de 2013, en Llochegua: “Alipio”, “Gabriel” y “Alfonso.

Ergo: el ministro Nieto realizo esa afirmación sin tener en cuenta que no existe antecedentes de un golpe de esa envergadura contra la organización armada de “José” y sin indicar ni mostrar, con excepción del caso “Ciro”, quien fue abatido el 1 de octubre pasado, en Huarcatan, Huanta, Ayacucho, quienes son los otros tres “terroristas” que fueron abatidos.

No dio a conocer los alias ni mostró las fotos ni imágenes de los tres “terroristas” que fueron “abatidos” en las zonas de Ayahuanco, Pucacollpa, Río Mantaro, Quebrada Vizcatán, Quebrada Chumaycota, y centros poblados Mayapo y Llochegua. Eso si, intento explicar porque después de siete días recién informan los resultados de esa operación.

“La operación ha sido muy exitosa, es parte de este reajuste estratégico, que estamos informando recién porque recién tenemos las informaciones para hacerlo” (Ibíd). En concreto, según el ministro Nieto, la demora se debe, en parte, al “reajuste estratégico” y porque “recién tenemos las informaciones”.

Siguiendo su razonamiento victorioso indico que “estas labores tienen como objetivo la pacificación del VRAEM” y que “este golpe afecta la capacidad operativa de los narcoterroristas”. Pero, sin mostrar evidencias que respalden la versión oficial de los cuatro terroristas abatidos que convierten al operativo “Tenaz” en el más contundente y exitoso que las FFAA y la policía nacional han ejecutado hasta la fecha.

Si no proporcionan los nombres o, para ser más precisos, alias de los tres “terroristas” más abatidos o no presentan los restos de los tres miembros del clan Quispe Palomino, como se hizo con “Ciro”, el “reajuste estratégico” será una frase vacía o un eufemismo para encubrir una operación sin “tenacidad” ni resultados que corroboren lo medular de la información oficial.

¿Cual es lo medular del “exitoso” operativo “Tenaz” dado a conocer el domingo 15? Los “cuatro terroristas abatidos”. Pero solo mencionaron a “Ciro”, incluido la publicación de su foto y presentándolo como “líder” de una “columna terrorista”, cuando -según fuentes confiables consultadas- es “un combatiente”. O sea, un hombre de base de la organización de los hermanos Quispe Palomino.

La narración del abatimiento de los “cuatros delincuentes terroristas” es risible. “Las fuerzas del orden realizaban un patrullaje rutinario cuando se toparon con la columna subversiva y se inició un violento fuego cruzado, que terminó con la muerte de los remanentes terroristas”. Se toparon con una columna y zas cuatro bajas de “los remanentes terroristas”.

Así de fácil. Casi como cazar vizcachas. El único caso que existe evidencia que fue abatido es “Ciro”. De los demás, el ministro de Defensa y el Comando Conjunto de las FFAA tienen que mostrar pruebas y evidencias. No basta con comunicados ni una entrevista. Y difundir esa información un domingo, más parece un “reajuste estratégico” mediático, un bluf publicitario que los resultados de una operación exitosa.

¿Que “reajuste estratégico” es ese que demoraron siete días para tener la información que dieron? Dos hechos indican lo contrario. El abatimiento de un suboficial de la policía y la muerte de un militar en el Río Pichis, el 7 de octubre, en la zona de Vizcatán del distrito de Pucacolpa, Huanta, Ayacucho, son dos datos inequívocos de que la operación “Tenaz” fue un fracaso.

No solo eso. Uno de los helicópteros que ingreso a Vizcatán recibió varios disparos de los francotiradores de la narco-organización armada de “José”. ¿En que parte de la entrevista y los comunicados aparece esa información? ¿Y la caída, previa a su muerte, del militar que, según la versión oficial, murió de un ataque al corazón?

Hay otra información que embrolla el “exitoso” operativo “Tenaz”: “Gracias a la operación denominada “Tenaz”, ideada y ejecutada por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, se pudo, además, capturar a 23 narcotraficantes detenidos, incluidos requisitoriados por la DEA” (Ibíd). Además, “Se incautaron 15 armas: 03 fusiles, 01 ametralladora UZI, 07 pistolas y 04 escopetas”.

Aquí parece estar el “reajuste estratégico” de los hechos: como no pueden mostrar a los tres “terroristas” abatidos que faltan recurren a la mezcla con operaciones de interdicción antidrogas (decomiso de droga, dinero y detención de 23 narcotraficantes) sin señalar específicamente donde fueron se realizaron. Pero en el VRAEM todo se llega a saber.

Según un soldado consultado, cuya identidad mantenemos en reserva, señalo: “encontraron una poza de un poblador de Mayapo. Ahí se decomiso la droga, el dinero y varias armas”. Asimismo, contó lo siguiente: “No es cierto que mataron a cuatro (terroristas). Eso es mentira. Que digan como se llaman el resto de hombres. Ellos lo dicen para justificar sus fracasos y justificar sus gastos de operaciones”.

Otra fuente consultada, señala que las tres bajas son “fantasmas. Solo cayo Ciro. Que muestren a los demás”. Los hechos cuestionan el “muy exitoso” operativo “Tenaz” presentado por todo lo alto por el propio ministro de Defensa y con comunicados del Comando Conjunto de las FFAA y el sector Interior.

El decomiso de droga, dinero y la captura de narcotraficantes y la incautación de armas, con excepción del arma de “Ciro”, fueron producto de labores de interdicción en Mayapo, una zona que no fue el escenario del operativo “Tenaz”. ¿Porque se mezclan dos labores que, esta vez, fueron en diferentes zonas? No hay que confundir las cosas. ¿Que se busca haciendo eso?

Que muestren las pruebas de las cuatro bajas al clan Quispe Palomino. No basta con mostrar armas que, dicho de paso, la mayoría (pistolas y escopetas) no utilizan los miembros de esta firma armada del narcotráfico. Y el uso de armas largas (fusiles y ametralladora UZI) no es exclusividad de la organización de “José”. Los grupos armados del narcotráfico lo hacen desde hace años.

La pelota esta en la cancha de las FFAA y la Policía Nacional. Presenten las pruebas del “muy exitoso” operativo “Tenaz”. Las pruebas y evidencias tienen que tener no solo terrenalidad sino también “tenacidad”. Hay que estar alertas a informes domingueros que son, básicamente, armados para no ser sometidos a la observación critica. ¿O hay un nuevo emulo de Montesinos?

 

Jaime Antezana Rivera

DEJA TUS COMENTARIOS