Extraño asesinato de joven de Sondorillo

La enfermera Luvinda Choquehuanca Facundo (24) fue detenida y conducida a la sede de la División de Investigación Criminal (Divincri) para esclarecer el crimen de su enamorado Zacarías Otoniel Huancas Facundo (22). El cuerpo de la víctima fue llevado a su tierra natal Sondorillo, para ser sepultado.

En un primer momento se pensó que la muerte del joven vendedor de gas y agua, había sido a causa de un accidente de tránsito. Sin embargo, luego de la necropsia que se le practicó se determinó que había sido asesinado.

LLAMADA

A las 9:30 p.m. del lunes, los agentes de la Comisaría de Tacalá, fueron alertados que a un lado de la vía Piura-Chulucanas, en las inmediaciones del asentamiento Las Colinas de Castilla, debajo de un panel publicitario estaba el cuerpo sin vida de un hombre.

De inmediato, los agentes del orden se dirigieron al lugar y hallaron el cadáver de Zacarías Huancas Facundo. A un costado del cuerpo se encontraba su enamorada Luvinda Choquehuanca, quien presentaba heridas cortantes en ambas piernas y brazos.

Al tratarse de un supuesto accidente de tránsito, el caso fue comunicado a los agentes de la Unidad de Prevención e Investigación de Accidentes de Tránsito (Upiat) para las diligencias del caso.

Necropsia
El cuerpo de la víctima fue llevado hasta la morgue del Ministerio Público, donde los médicos determinaron que Zacarías Huancas, había sido asesinado. Pues en la espalda y cabeza presentaba cortes, al parecer había sido atacado con un arma blanca.

Asimismo, los agentes de la Upiat en el lugar donde fue encontrado el cuerpo de la víctima, no encontraron evidencias que en el lugar haya ocurrido algún accidente de tránsito.

De inmediato el caso fue comunicado a los agentes de la sección de homicidios de la División de Investigación Criminal. Los detectives procedieron a intervenir a Luvinda Choquehuanca, por ser la principal testigo de los hechos.

De acuerdo con nuestros contactos de la Divincri, la mujer dijo no recordar lo que había ocurrido.

Retornaban a casa

Desde hace cuatro meses Zacarías Otoniel Huancas y Luvinda Choquehuanca Facundo, mantenían una relación de enamorados. Ambos convivían en una vivienda de un primo de la víctima, ubicada en el A. H. Las Colinas de Castilla.

El joven vendedor cuando fue atacado retornaba a su casa en compañía de su enamorada, pues minutos antes había salido a comprar.
Hasta ayer, la Policía no había determinado el móvil del crimen.

Diario La Hora

DEJA TUS COMENTARIOS