CULTIVOS ALTERNATIVOS DE ONU OCULTAN LA COCA EN TOCACHE Y AGUAYTIA

POR: JAIME ANTEZANA RIVERA, PERÚ: 1er productor mundial de coca y cocaína

Una tesis se vuelve a confirmar: la instalación de programas de desarrollo alternativo (cacao, café, palma aceitera, etc.) no implica la desaparición de los cultivos ilegales de coca, insumo básico para la elaboración de la cocaína. En efecto, dos escenarios ocurren con los cultivos alternativos post erradicación forzosa de la coca: la coca migra a otra zona o se produce la resiembra de la coca en el mismo lugar o dentro de los cultivos alternativos.

“…Bajo las palmeras…nuevos campos de coca”.

A esa conclusión han llegado los periodistas alemanes Wilfried Huismann y Barbara Schmitz en Die Story. “Jochen Wiese, ex funcionario de Naciones Unidas, se jacta de haber logrado que 25,000 agricultores hayan abandonado el cultivo de coca. Con este fin, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ha destinado casi US $ 100 millones, de los cuales, una suma considerable proviene de contribuyentes alemanes”.

Sin embargo, la realidad parece ser otra. “Jochen Wiese, complacido, lleva a visitantes para que aprecien el maravilloso paraíso verde. Sin embargo, bajo las palmeras sembradas por la ONU, nuevos campos con cultivo de coca se están expandiendo. ¿Serán acaso las asociaciones creadas por los Programas de Desarrollo Alternativo otra cubierta para el negocio de la coca?” señalan Wilfried Huismann y Barbara Schmitz. (http://www.keneamazon.net/presuntos-vinculos-entre-cultivos…)

SI, COMO LEEN, “bajo las palmeras sembradas por ONU, nuevos campos de cultivos de coca se están expandiendo”. Esa constatación demuestra que los cultivos alternativos no necesariamente desaparece los sembríos de coca. ¿Dónde se está, segun los periodistas aludidos, ocurriendo eso? Principalmente en dos zonas: Tocache (San Martín) y Padre Abad (Ucayali), zonas donde ONUDD ha implementado los cultivos alternativos.

ENTONCES, la pregunta de los periodistas es legítima. La respuesta a esa interrogante es afirmativa: amplias áreas, no la totalidad, donde se han instalado palmeras o cultivos de café se puede encontrar cultivos de coca. Los cultivos alternativos ocultan los sembríos de coca. Y, subsecuentemente, algunas asociaciones de productores apoyadas por los programas de desarrollo alternativo son una cubierta para el negocio de la coca y el lavado de activos de la cocaína.

OLPESA de Tocache: ¿una cubierta para el lavado de activos de la cocaína?

La asociaciones de productores donde se estaría lavando activos de la cocaína es la empresa Oleaginosas Del Perú S.A.(OLPESA), de Tocache, San Martín. En el caso de la cooperativa de aceite de palma de Aguaytia, en la provincia de Padre Abad, Ucayali, habría enriquecimiento de los funcionarios de UNODC, organismo que a la vez realiza la medición de la superficie de la coca, en la empresa de procesamiento.

Veamos lo que señala el documental ¿Steuergelder für die Kokain-Mafia? UNO Mitarbeiter unter Verdacht (“¿El dinero de nuestros impuestos se va a la mafia de la droga? Un empleado de la ONU bajo sospecha”). Empecemos. Las plantas procesan el producto de las siembras de palma aceitera cultivadas por 25 mil agricultores que decidieron abandonar los cultivos de coca. Pero, en el caso de la empresa OLPESA, la investigación de los periodistas hallo algo mucho más que sospechoso:

“Dicha planta es dirigida por Arturo Hoyos, un hombre con dientes de oro y diamantes, quien narra que la planta es la más rentable del mundo: compra hasta 50 kilogramos diario de biomasa a los campesinos y que fue lugarteniente del capo de la droga colombiana, Pablo Escobar, a quien él se encargaba de hacer envíos de 500 kilos diarios de cocaína a Colombia desde Tocache”.

ESO NO ES TODO. Hoyos señalo que “las ganancias anuales de la empresa OLPESA llegan al 128 por ciento anual”, algo increíble en el mundo empresarial peruano. Además, OLPESA “cada año entrega a sus accionistas un dividendo de alrededor de 100 por ciento del depósito invertido”.

En suma, la empresa OLPESA está dirigido por un exnarcotraficante que enviaba cargamentos de PBC a Pablo Escobar, el extinto jefe del Cartel de Medellín de Colombia y es la empresa más rentable del mundo. Los datos no dejan casi nada de dudas de que se estaría lavando activos de la cocaína. Todo un milagro económico. Un caso de estudio.

AGUAYTIA: sembríos de coca dentro de las palmas y “ONU mafia”.

En el caso de Padre Abad-Aguaytia, al igual que Tocache, los excocaleros y cocaleros asolapados son los que proveen a la procesadora de aceite de palma patrocinado por la ONU. Pero, a diferencia de Tocache, la empresa que procesa la palma no es un exnarcotraficante sino que habría un “ONU-mafia”. ¿Qué significa eso?

Víctor Barral, presidente de la cooperativa, acuso al trabajador de ONU Alfredo Rivera de de comprar a nombre de la cooperativa las 60 hectáreas donde se encuentra la planta procesadora, pero que, en realidad, pertenece una sociedad denominada De Palma SAC, cuyo 50 por ciento pertenece al mismo Rivera. Más aun, para Barral los funcionarios de la ONU se enriquecieron y personalmente cree que uno de los grandes beneficiados sería Jochen Wiese.

HAY MÁS. Al igual que en Tocache, en esta zona las pozas de maceración de PBC están en el entorno de las plantaciones de palma y los sembríos de coca existen dentro de las palmeras de palma aceitera: “un campo de pequeñas palmas de aceite, pero junto a éstas esbeltos troncos una maleza verde y brillante. Es coca-coca, bajo las palmas de las Naciones Unidas”.

Definitivamente, si se comprueba las denuncias señaladas estaríamos no solo ante un negocio redondo, sino que le caería muy bien el rotulo de “ONU-mafia”. ¿Porque? Porque estarían alentando con los sembríos de coca dentro de las palmeras, lavado activos de la cocaína en Tocache y se estarían enriqueciendo con dinero de contribuyentes, principalmente, alemanes en Aguaytia.

ALGO MÁS: como la instalación de cultivos alternativos no es igual a inexistencia de coca, las cifras de reducción de la coca en el lustro de Ollanta Humala serian aún más falsas de las que diversos informes han ido demostrando. Cifras que no resisten en menor análisis estadístico ni un contraste con la realidad. En consecuencia, el Perú se ha consolidado como el primer productor mundial de hoja de coca y cocaína.

DEJA TUS COMENTARIOS