corredor vial HUALAPAMPA entre las obras que habrían sido repartidas

Cinco obras otorgadas por Provías Nacional entre el 2012 y el 2014, por S/.2,286 millones, habrían sido negociadas por el presunto ‘club de la construcción‘ investigado por la fiscalía.

La fiscalía investiga los indicios sobre el ‘club’, como las coincidencias entre las presuntas reuniones de constructoras y licitaciones. Cinco obras por S/.2,286 millones destacan en la lista.

Según la tesis fiscal, las coincidencias entre las fechas de consumos en el Swissotel —uno de los lugares de reunión del ‘club’, según el colaborador eficaz— por empresas que concursaron y las fechas en las que adjudicaron obras son un indicio de cómo operaba el ‘club’.

La identificación de dichas obras, así como de otros 45 buenas pro de Provías a las presuntas empresas corruptas, sustentaron el pedido al Poder Judicial para allanar más de 40 inmuebles y detener a seis personas —hasta ahora, sólo una ha sido detenida—, medida ejecutada el viernes pasado.

Alrededor de esas cinco obras la fiscalía ha descrito, en detalle, su tesis sobre el vínculo entre los consumos registrados en el Swissotel entre el 2011 y el 2014, y las fechas de convocatoria y adjudicación. En dos de esas obras, las fechas no coinciden como lo indica la fiscalía, pero cada una ha tenido un proceso de licitación que, con la investigación del supuesto ‘club’, se pone ahora entredicho.

-CORREDOR VIAL HUALAPAMPA (PIURA)

Esta obra pública se adjudicó el 25 de julio del 2012 por S/.241.7 millones a Odebrecht y Obrainsa. La convocatoria inició el 21 de marzo del 2012, coinciden la fiscalía y el registro del OSCE. Los consumos en el Swissotel a nombre de Odebrecht fueron identificados por la fiscalía el 19 de marzo del 2012, dos días antes del inicio de la convocatoria.

En esta caso, la diferencia entre el valor diferencial y la buena pro también muestra un ahorro para el Estado, pero hacia el término de la obra, se registraron adicionales por S/.31 millones, según Odebrecht. Así, la inversión final terminó siendo 13% superior al monto adjudicado. Al igual que la carretera El Arenal-Punta de Bombón, ésta era una obra representativa de Odebrecht, aparte de las megaobras bajo sospecha de corrupción. Obrainsa también asumió todo el proyecto el año pasado, tras la emisión del DU 003.

Hoy están pendientes órdenes de captura a dos ejecutivos que habrían conformado el ‘club’. Uno de ellos Paul Tejeda, gerente central de construcción de Obrainsa, que ha participado en tres de estas cinco obras. La fiscalía ha identificado otros seis contratos suscritos por Obrainsa que se investigarían como parte del modus operandi del supuesto ‘club’ entre el 2011 y el 2014. El otro ejecutivo es Félix Málaga, gerente general de Constructora Málaga, que cuenta con tres contratos identificados en el mismo periodo.

Obrainsa indicó en un comunicado al mercado que no ha sido notificada sobre la orden de detención de su ejecutivo, aunque tampoco le corresponde a la fiscalía hacer tal notificación a la empresa. Ninguna de las dos constructoras se ha pronunciado aún sobre el paradero de sus ejecutivos o de sus intenciones de comparecer ante el Poder Judicial.

Las otras obras son:

CARRETERA EL ARENAL-PUNTA DE BOMBÓN (AREQUIPA)

MEJORAMIENTO DE LA AVENIDA NÉSTOR GAMBETTA, TRAMO III (LIMA)

CARRETERA YAURI-NEGROMAYO-IMATA (AREQUIPA)

CARRATERA CAMANÁ-TACNA, TRAMO QUILCA-MATARANI (AREQUIPA)

POR Karina Montoya

DEJA TUS COMENTARIOS