AUTORIDADES, LLUVIA Y PREVENCIÓN.

Momentos difíciles le están tocando vivir a nuestra región Piura. La población más afectada es la que menos tiene y que está asentada en cuencas ciegas, orillas del río, ha reactivado quebradas en la región, inundado valles y barrios enteros, parcelas, hogares y zonas vulnerables, y alejadas de la ciudad. Esta nueva emergencia desnuda nuestros problemas y nos muestra el poder de la naturaleza. Y lo que debemos exigir es que las autoridades no solo demanden declaratorias de emergencia o elaboren cientos de expedientes, sino que ejecuten trabajos y obras de prevención que realmente ayuden a la población y salven a la ciudad de tanta inundación y destrucción como ocurre hoy.

 Con esta experiencia, la región de Piura necesita drenes en las cuencas ciegas, demandan que las pistas se construyan con sistemas de drenaje y materiales resistentes a las lluvias; habilitar y constante mantenimiento nuestras vías de comunicación de lo contrario, cada periodo lluvioso volverá a recordarnos lo ineptos que pueden ser quienes tienen la responsabilidad de conducir una ciudad, desde esta tribuna veraz, objetiva, democrática, pluralista e independiente exigimos al Gobernador Regional Reynaldo Hilbck y a quien tenga responsabilidad de exigirla pronta culminación   del proyecto denominado “Ampliación de las Defensas Ribereñas de la Ciudad de Huancabamba” hasta cuándo vamos a esperar que se concluya, Dios quiera y síguenos protegiendo a nuestro Pueblo Huancabambino de las lluvias. Ya habrá tiempo para pedir y saldar cuentas con los malos líderes, pero el momento necesita Acción, Mucho Trabajo, Coordinación de Esfuerzos y Solidaridad con los más Débiles.

Sin duda que este fenómeno llegó sin avisar, cuando estábamos en plena sequía. Nos agarró totalmente desprevenidos. Pero no debería ser así. Desde 1998 hasta hoy se ha invertido una buena cantidad de dinero en obras de prevención y no funciona nada de nada, de quien es la responsabilidad ud tiene la palabra amble audiencia.

Mientras los damnificados por las lluvias se multiplican a diario, mientras el agua sustituye al asfalto en las calles y las carreteras, hogares, ríos y puentes son el nuevo dolor de cabeza de la ciudadanía, nos preguntamos: ¿Y LAS OBRAS DE PREVENCIÓN DEL AÑO PASADO? , ¿Y EL CONSTANTE MANTENIMIENTO? , ¿QUE PASO?, ¿DONDE ESTÁ?…!!!

¿LAS EXCUSAS? Las mismas de siempre: Falta de Presupuesto, Excesivo Gasto Corriente, Recortes Territoriales que afectan la Recaudación Tributaria, Atraso Tecnológico, Poco Tiempo en el Cargo, Inexperiencias, etc,etc, etc.

Pero lo cierto es que estas precipitaciones, que cuestan demasiado a la población, sobre todo a la más pobre, tampoco deben ser baratas para las autoridades políticas, aquellas que durante los doce meses anteriores a este desastre no han hecho absolutamente nada por sus jurisdicciones, han entregado su capacidad de gestión al viento y han hecho del “pasarse la pelota” una forma de gestión.

Poco es lo que hoy, en pleno curso de la emergencia, se puede hacer para mitigar los efectos de las lluvias y los desbordes en varios puntos de la región, y parece que, una vez más, estaremos condenados a observar con impotencia cómo el agua destruye los sueños de miles de familias, se lleva los años de trabajo y desaparece el fruto del esfuerzo colectivo. Pero nos quedarán las urnas, allí donde debe caer no solo lluvia, sino un huaico: el de la memoria Cívica Si Señor….!!!!

DEJA TUS COMENTARIOS