Pre-Narkoestado: Con la fuerza de la “señora K” y la “Fuerza No 1”

Escribe Jaime Antezana Rivera.- La señora keiko Fujimori ha salido, vía twitter, a negar que sea ella la “señora K” o la “Fuerza No 1”. Lo que no se puede negar es que la construcción del Narkoestado, que ha llevado a este nivel de corrupción y podredumbre al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM),k Poder Judicial y el Ministerio Público, tiene un factor motriz: la Narkobankada fujialanista-APP.

En esa Narkobankada de esa triple “alianza” destaca, tras haber recuperado la mayoría absoluta del congreso, la “Fuerza No 1” con sus 14 narkocongresistas de los 21 que ostentan una curul. Ese es el poder fáctico, esta vez con sus alas y facciones en confluencia, es decir, casi los 21 narkocongresistas, que está detrás de este proceso de pre-Narcoestado en su etapa final de construcción.

Ese es, a grandes rasgos, el factor motriz, pero hay otras fuerzas involucradas en este proceso que abarca prácticamente casi todo el tejido institucional del Estado: el partido Podemos y representantes -los más visibles- tres conglomerados de universidades privadas que han crecido sin control alguno y usufructuando del Estado. Se han beneficiado de los jueces y contratos.

Lo que está en juego no es, pues, solo los presuntos actos de corrupción de los jueces y fiscales superiores sino la construcción de la arquitectura institucional del Narkoestado, el segundo después de Narkoestado fujimorista de 1990-1999. La presunta corrupción es una manifestación de ese proceso en curso y que esas fuerzas, con diferencias de grado, han salido a defender.

Por eso, no ha habido -hasta ahora- ninguna renuncia de los que deberían haberse ido a sus casas por las escandalosas denuncias en el Poder Judicial, Ministerio Público y CNM, Congreso y la ONPE. Es que su poder deriva de la mayoría que ostentan el Congreso y de otros procesos institucionales de los organismos que han ido copando o que han heredado del pasado.

DEJA TUS COMENTARIOS