APOYO NACIONAL URGENTE: El desborde popular anticorrupción en Andahuaylas

Por Jaime Antezana Rivera.- El paro indefinido contra la corrupción en Andahuaylas, Apurímac, es un hecho sin precedentes en nuestro país. Lo que han habido son marchas y movilizaciones ciudadanas para revocar o vacar autoridades municipales acusados de presuntos actos de corrupción. Pero nunca un paro distrital, provincial, regional ni, mucho menos, nacional contra la corrupción.

Por eso, el paro indefinido de los pobladores andahuaylinos contra la corrupción en varios niveles del Estado (Municipalidad Provincial de Andahuaylas, Ministerio Público y Poder Judicial) es un ejemplo para el Perú. Es una muestra que cuando el pueblo se organiza y moviliza es posible quebrarle el espinazo a la corrupción institucionalizada que esta destruyendo el país.

Es un ejemplo a seguir y hay que apoyarlo. Al cumplirse 8 días de paro indefinido, en el marco del 192 aniversario de Andahuaylas, el Frente de Defensa de los Intereses de Andahuaylas (Fredipa) ha anunciado la radicalización de la medida fuerza en curso. La radicalización tiene responsables: La PCM, el Ministerio de Economía, el Ministerio Público y Poder Judicial.

¿Porque? Muy sencillo de entender: han pasado siete meses desde que se comprometieron, el mes de noviembre pasado, a investigar las denuncias de corrupción contra el alcalde provincial, Narciso Campos, pero estos compromisos firmados en sendas actas no han cumplido. En otras palabras, les hicieron los “cholitos”. Les han engañado.

Eso no debe seguir haciendo el gobierno con nadie. Menos con un pueblo como el andahuaylino, descendientes de los guerreros Chankas, conocidos por su rebeldía ante la injusticia y, en este caso, contra el engaño. Hoy, en el día central del aniversario de esta provincia, la indignación popular y ciudadana es general, total. Hay una indignación acumulada.

Hay, parafraseando a Matos Mar, un desborde popular anticorrupcion. Las razones están al canto: antes del primer paro indefinido contra la corrupción y el crimen organizado de fines de 2016, los dirigentes del Fredipa, encabezado por Milciades Rivas, habían denunciado ante los organismos regionales y nacionales las presuntas actividades ilícitas de la municipalidad de Andahuaylas.

Y no paso nada. Y, luego de siete meses del primer paro, no paso nada. No solo no se investiga las denuncias de corrupción contra el alcalde provincial sino que, para colmo, el Ministerio de Economía desembolso, el mes de marzo pasado, 38 millones para que la cuestionada autoridad continué con el saneamiento básico de la ciudad de Andahuaylas.

O sea, se le premio. Eso no es todo. El alcalde ha exonerado de la carta fianza a la empresa Layazu, que esta ejecutando el saneamiento y que estaría formado por sus allegados. El gerente de esta empresa, Lucas Yañe, fue su socio en la ejecución de obras en zonas del Cusco ( Vilcabamba, Qoya, Urubamba). Parece, pues, una licitación dirigida.

¿Que ha hecho el gobierno y las demás autoridades centrales ante el segundo paro indefinido? Inicialmente, el gobierno mostró indiferencia. Estuvieron más preocupados por apaciguar el escándalo Thorne-Alarcón, que concluirá con la censura del ministro de economía. Subvaloraron el paro indefinido pacifico que arranco hace siete días. No tenía mayor importancia.

Días después, sin entender la indignación y legitimidad del paro, enviaron al viceministro de gobernanza territorial de la PCM para pedir tregua: o sea, levantar el paro. ¿Cual fue la respuesta de los dirigentes de la Fredipa y otras organizaciones? Le dijeron que el gobierno tiene que atender la plataforma íntegramente y enviar una Comisión de Alto Nivel del Gobierno Central

No hay, pues, tregua. Ante tal situación, el referido viceministro informo que una comitiva de la PCM estará llegando a Andahuaylas el jueves 22 de junio, con la población en las calles pero pacíficamente. ¿Que pasara si la comitiva de la PCM no da soluciones, que están en sus manos, a las demandas anticorrupción del pueblo de Andahuaylas?

Sin duda alguna, debido a que los andahuaylinos no están para nuevos compromisos para salir o apagar el conflicto social sino para soluciones concretas, el paro indefinido pacifico puede desbordar. Señor presidente PPK: no juegue con las expectativas e indignación de la población de Andahuaylas. Revise su historia y cumpla con los compromisos adquiridos

 

DEJA TUS COMENTARIOS