RÍO BLANCO DICE QUE NO AFECTARÁN LOS PÁRAMOS NI LAS CUENCAS

Especialistas del proyecto minero Río Blanco disertaron la mañana de ayer sobre los beneficios de esta iniciativa privada que planea desarrollarse en la sierra de Piura durante un conversatorio por la Semana de la Ingeniería.

Según Ángel Castañeda Castañeda, gerente técnico de Río Blanco, este proyecto espera mover 50 millones de toneladas al año de cobre, lo cual en el año 2021 colocaría al Perú como uno de los principales productores a nivel mundial, teniendo en cuenta el estancamiento de Chile en esta actividad.

“Chile se está estancando en la producción del cobre y el Perú es el único país que puede asumir el liderazgo, serían una gran oportunidad si lo iniciamos antes del 2021. Río Blanco, de capitales chinos, se ubica entre las comunidades de Segunda de Cajas y Yanta, en el distrito de Carmen de la Frontera, cuenta como 17 concesiones mineras que se ubican entre los 2200 y 2500 metros sobre el nivel del mar. Además, no tenemos elementos contaminantes como el arsénico”, puntualizó.

Por su parte, el gerente social de la minera, Blanco Boris Dávila Cáceres, señaló que se cuenta con un equipo multidisciplinario que busca lograr un consenso con las comunidades para que este proyecto se lleve adelante.

Remarcó que no se afectarán los páramos, principal fuente de abastecimiento de agua de la zona. “El cuidado de los páramos es fundamental para todos ya que es nuestro recurso hídrico, estamos debajo de los mismos, es decir, a 2500 metros sobre el nivel del mar y a 21 kilómetros de las Lagunas Las Huaringas. El proyecto no se ubica en los páramos que tanto valoramos y protegemos”, expresó.

Agregó que este proyecto tampoco tendrá un impacto negativo en las cuencas de los ríos Chira, Piura y Huancabamba. “Río Blanco no se ubica en las cuencas de los ríos Chira, Piura y Huancabamba, sino en la cuenca del Chichipe que deriva en la cuenca del río Marañón y va hacia el Océano Atlántico, por lo que no hay riesgo ni conexión y no se pondrá en riesgo en suministro de agua para la zona de Piura y Sullana ya que vamos a utilizar 0.2 metros cúbicos de agua por segundo, es decir lo mínimo, a pesar de la existencia de gran cantidad de agua en la zona, además, vamos a reutilizar el agua”, señaló Dávila.

En cuanto al tema económico, dijo que la actividad minera formal propiciará un impacto positivo, no solo con las comunidades, sino a nivel de toda la región Piura. “Existe una población en situación de pobreza, dedicada a la agricultura y ganadería de subsistencia, Huancabamba y Ayabaca son las ciudades más pobres del país y últimas en índice de desarrollo urbano. Entre 20 y 24 por ciento de su población no saben leer ni escribir, y se encuentran por encima del promedio nacional”, añadió.

Dijo también que el proyecto generará 100 millones de dólares anualmente, que se verá reflejado en el aumento de Canon y Sobrecanon minero. Asimismo, la población de las comunidades podrá formar empresas y ser proveedoras de la minera a través de una empresa comunal, mientras que, en una primera etapa, se contratarán a cien pobladores de la zona para ser capacitados y laboren en este proyecto.

Fuente: Noticias Piura 3.0

MINA1

DEJA TUS COMENTARIOS