DONALD TRUMP GANÓ LA PRESIDENCIA DE LOS EEUU

La comunidad latina no fue todo lo decisiva que se pensaba y el republicano logró una victoria que rompió todas las estadísticas.

Si este martes se fue temprano a la cama, puede que esta noticia le sorprenda: Donald Trump es el nuevo presidente de Estados Unidos, el número 45 en la historia de ese país. Y en su primer discurso, tras confirmarse su victoria, se comprometió a reconciliar a los ciudadanos de su país luego de una de las campañas más reñidas y polarizadas que se recuerden. La tarea no es sencilla. Durante la campaña fue acusado de xenófobo, racista, de psicótico. Él respondió con la misma fuerza y el resultado de este enfrentamiento fue una división aún más profunda de un país ya dividido.

Trump se presentó ante sus seguidores en un hotel de Nueva York tras confirmarse que los resultados le daban la victoria frente a la aspirante demócrata, Hillary Clinton.  Según los cálculos de los principales medios estadounidenses el candidato republicano obtuvo 276 votos electorales, frente a 218 de la ex secretaria de estado. Florida fue uno de los estados claves en su triunfo, que luego se confirmó con sus victorias en Wisconsin y Maine pasadas las dos y media de la mañana de este miércoles (hora peruana). Para proclamarse vencedor de las elecciones, Trump tenía que superar los 270 votos electorales.

Tono conciliador. En su discurso se comprometió a ser el “presidente para todos los estadounidenses”. “A todos los republicanos, demócratas e independientes en esta nación les digo que es momento de que nos reconciliemos como un pueblo unido”, afirmó Trump, de 70 años, que lanzó su campaña presidencial hace año y medio.

Tal y como ha venido prometiendo en la campaña, se comprometió a “reconstruir el país” y sumar a todas las personas sin diferencias de “raza, religión u origen”. “Trabajaremos juntos en la tarea de renovar la nación y construir nuestro sueño”, afirmó.

Relaciones internacionales. También dijo que se comprometía a llevarse bien “con todas las naciones del mundo que tenga voluntad de llevarse bien con nosotros”.

Estados Unidos, agregó, “ya no llegará a acuerdos que sean distintos a los mejores”, agregó el candidato republicano, que en su campaña se ha comprometido, entre otras cosas, a revisar el Tratado de Libre Comercio en Norteamérica.

Ganador en estados claves. Trump logró su victoria al imponerse en algunos de los estados clave, en ciertos casos contra todo pronóstico, como Ohio, Florida, Carolina del Norte o Iowa. La candidata Hillary Clinton, en cambio perdió en otros estados que debía haber ganado, como Michigan y Wisconsin, que en teoría eran feudos demócratas.

El candidato republicano se impuso a ella igualmente en Pensilvania, estado elegido por la demócrata para dar su gran mitin de cierre de campaña acompañada por el presidente Barack Obama, la primera dama, Michelle, y su marido, el expresidente Bill Clinton.

Desde que George Bush (padre) lo hizo en 1988, ningún candidato presidencial republicano había logrado una victoria en ese estado, parte del cinturón siderúrgico y minero del este de EEUU y que Trump supo encandilar con promesas de vuelta al pasado de prosperidad que disfrutó hace décadas.

Clinton reconoce derrota. El magnate neoyorquino comenzó su discurso anunciando que acababa de hablar con Clinton, quien lo había felicitado por su victoria en las urnas. “Nos felicitó por nuestra victoria, y yo la felicité a ella y su familia porque había luchado muy muy duro en esta campaña”, dijo ante numerosos seguidores que lo recibieron con gritos de “USA USA USA”.

DEJA TUS COMENTARIOS